Usted está aquí

Lavada

Para reducir el consumo de energía, algunas personas tienden a lavar a baja temperatura y reducir la cantidad de detergente.

Como consecuencia, todos los gérmenes potencialmente perjudiciales no son eliminados completamente de las telas. Por ende, el riesgo microbiano y el mal olor generado por la fermentación bacteriana persisten.