Propagación de infecciones

El cambio en el estilo de vida también acentúa el riesgo de contaminación diariamente. Muchas infecciones se propagan por contacto indirecto cuando los microbios se transfieren a través de las manos desde un objeto contaminado (pomo de la puerta, teléfono, mando a distancia, tabla de cortar, etc.) a nuestro cuerpo.

La frecuencia de desinfección depende del lugar y del uso. En caso de enfermedad o en presencia de jaulas de animales o cajas de arena, es esencial mantener un ambiente limpio para evitar la propagación de enfermedades. Sin embargo, nunca olvide que la desinfección debe ser complementaria a las normas básicas de higiene.